Oración de duelo

Señor, Señor!

Si todo a vuestro seno ha de volver;

si la flor al nacer

sabe ya que a la tierra ha de caer;

si todo vive y muere en la Unidad

del célico regazo del Creador,

¡Señor!

Que se cumpla vuestra voluntad!

 

 

Y que los hombres al llorar

no quieran el divino designio reprochar

porque Él es todo Amor

y todo lo ha logrado Armonizar.

 

 

Las lágrimas que vierta su dolor

sean un himno de paz

y así, cúmplase vuestra voluntad!

¡Señor!


De Rogelio Sotela (1894–1943)

Abogado, escritor y poeta costarricense.

Del libro “Sin Literatura”

También publicado en Rimas Serenas